Corazón  de  Cisne  Negro

Me diste tus alas…

Me enamoré de tus alas
y tú que no las usabas.

Quería volar!!! Y entonces
… te las cogí una mañana.

“Solo serían unos días.”
Pero fueron primavera

Y tú,
con locura irracional,
te enamoraste de ellas
viéndolas aquí en mi espalda.

Pero ahora
todo ha cambiado.

Has de saber una cosa:
No las voy a devolver.

Si quieres volver a volar
solo te queda una opción:
Encajarte aquí,
en mi piel.

© Texto autor del blog
Fotografia de Pixabay
https://pixabay.com/photo-2607647

 

Deja un comentario